¿Cómo se siente volver a creer?

¿Cómo se siente volver a creer?

¿Haz perdido la FE? ¡por supuesto que sí!, creo que todos la hemos perdido en más de un momento en nuestras vidas, pero, ¿eres consciente de ello?
Creo que yo pierdo la Fe a menudo, casi todos los días, pero es algo normal, ¿no?.

Yo te hablo de la FE en uno mismo, en creer que algo es posible, en volver a creer en el amor, o incluso volver a confiar. Se vuelve tan normal no creer, que hasta nos vuelve insensibles… y yo me pregunto, ¿sabes lo bien que se siente volver a creer? Es increíble que un acto tan básico nos genere una revolución interna tan grande, porque creer o tener FE significa dar vuelta la página, dejar los miedos de lado, dar segundas oportunidades y volver a entregar lo mejor de uno. Creer, es un acto de amor propio y de conciencia; y cuando eso te suceda ¡celébralo! Abraza esa energía y úsala para seguir vibrando alto.

Es como volver a ser niño y pedirle un deseo a una estrella fugaz (cuando de verdad creíamos en que se haría realidad…) ¿Cuál es tu deseo más interno? ¿Crees que sea posible hacerlo realidad?, ¿sueñas a menudo?
Son tantas las maneras de volver a tener FE, hoy por ejemplo creo que el deseo más grande que la humanidad tiene es: tener salud, volver a un mundo sin pandemia, aunque sabemos que no es algo que vaya a ocurrir de pronto, no es un deseo que se vuelva instantáneamente realidad.

Entonces te invito a pensar en esos pequeños momentos donde volvemos a creer, instantes simples que pueden cambiar radicalmente tu día, podemos volver creer a diario y volver a sonreír cada vez que seamos consciente de lo grandes que somos. Creer que es posible.

Con Cariño Calu ♥️